¿Llegará la Cuarta Transformación a Mixquiahuala?

Por Leandro Cortés Escamilla/Militante de Morena en Mixquiahuala

La victoria electoral de Morena y su candidato, José Ramón Amieva Gálvez en este municipio parece ya consolidada.

Las impugnaciones de los otros contendientes al parecer no tienen fundamentos sólidos, por lo que es poco probable que prosperen en los tribunales. De modo que, si no sucede otra cosa, el 15 de diciembre estarán asumiendo la presidencia municipal para gobernar por los siguientes casi cuatro años.

Si bien Amieva Gálvez no es militante de Morena, desde antes de iniciar el proceso electoral, manifestó públicamente su intención de contender por este partido, y sólo por este, por ningún otro, argumentando que sus aspiraciones políticas personales coincidían con las de Morena, por lo que esa decisión estaba bien sustentada.

Su experiencia política representa una gran ventaja para gobernar este municipio. El haber sido jefe de gobierno de la Ciudad de México, una de las más grandes del mundo, aunque por poco tiempo y en calidad de interino, le da una calidad política que no tuvo ningún otro candidato.

Las acusaciones de sus detractores acerca de malos manejos durante ese encargo, al parecer son solo ataques mediáticos sin fundamento, pues hasta ahora no le han podido comprobar nada.

Tiene, sin embargo, otra cualidad que lo hace idóneo para la tarea: la humildad; esta humildad le ha permitido manifestar que no va a gobernar solo; son los principios del partido los que van a guiar su actuación al frente del gobierno municipal; en esa tarea va a cumplir fielmente la tesis de la Cuarta Transformación: erradicar la corrupción de la administración municipal, tal como lo está haciendo el presidente de la república en el gobierno federal.

Pero, además, va a formar un equipo sólido con el comité municipal de Morena en Mixquiahuala, de modo que la línea política e ideológica se va trazar conjuntamente con ellos; es decir “no se va a mandar solo”. Además, va a propiciar la participación de la sociedad en consejos de colaboración y otros instrumentos para que participen los ciudadanos. Esto lo estuvo sosteniendo a lo largo de su campaña electoral, y fue sin lugar a dudas, una de las cosas por lo que la gente votó por él y por Morena.

Por el lado de la militancia de Morena, si bien, no es muy numerosa, sí hay mucha capacidad y experiencia, lo que ha reconocido el presidente electo; esta militancia ya lo estuvo apoyando en el trabajo de campaña electoral, y está dispuesta a cumplir con la parte que le corresponde, en lo que al gobierno municipal se refiere.

De modo que la respuesta a la pregunta de si llegará la Cuarta Transformación a Mixquiahuala, la respuesta es sí, sí llegará porque las condiciones están dadas para ello; hay partido para ello; hay presidente electo con ese compromiso, y hay ciudadanos que están dispuestos a apoyar esa transformación de la vida pública municipal, así como están apoyando la que se realiza a nivel nacional.

Respecto de los resultados electorales tenemos que aceptar que hubo una baja importante en la votación para Morena en relación con la que se obtuvo en 2018; esto debido básicamente a la falta de estructura formal en el partido, lo cual no es solo en este municipio, sino en todo el país. Sin embargo, a pesar de esa disminución, alcanzó para darle el triunfo a Amieva Gálvez, para convertirlo en el primer presidente municipal de Morena en Mixquiahuala.

Podemos afirmar que este gobierno será el parteaguas en la historia moderna del municipio, pues tenemos la suerte de ser uno de los seis municipios en el Estado de Hidalgo que gobernará Morena, con la tarea de ponerlos en consonancia con la Cuarta Transformación que se realiza en el país. Ya nos daremos cuenta de esta transformación en cuanto empiecen a caer los primeros damnificados.