Destructores de Unasur rendirán cuentas, aseguró canciller venezolano

Caracas, 13 ago (Prensa Latina) El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, señaló hoy que quienes destruyeron la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)

deberán rendir cuentas algún día ante los pueblos y recordó la utilidad que hubiese tenido en la actual crisis sanitaria.

'Cuán útil hubiese sido la Unasur para enfrentar en conjunto la pandemia. Las aguas volverán a su cauce', escribió el Canciller venezolano en su cuenta en la red social Twitter.
Ese ente regional surgió oficialmente en 2008 con la firma del Tratado Constitutivo de Unasur, el cual entró en vigor en 2011, estuvo integrado originalmente por los doce Estados independientes de Suramérica y tenía como objetivo construir la identidad y ciudadanía, y desarrollar un espacio de integración en la región.
Su concepción interna comprendía estructuras de articulación, como el Instituto Suramericano de Gobierno en Salud, creado para consensuar posiciones, realizar investigaciones y asesorar a las autoridades sanitarias de los doce países miembros.
De ahí la aseveraciones del canciller venezolano sobre el importante papel que hubiese jugado Unasur en la actual crisis sanitaria que vive la región, convertida actualmente en el epicentro de la pandemia y con una alarmante cifra de contagiados y muertos que se eleva exponencialmente cada día.
Tras el golpe de Estado contra el presidente paraguayo Fernando Lugo, Estados Unidos diseñó una estrategia geopolítica dirigida a truncar los movimientos progresistas que se estaban desarrollando como alternativa al neoliberalismo en América Latina.
A partir de entonces, gobiernos de derecha impulsados desde Washington fueron escalando al poder en Colombia, Argentina, Chile, Ecuador, Perú, mientras que en Bolivia, Paraguay y Brasil se asestaron golpes de Estado contra los mandatarios democráticamente electos.
En ese complejo escenario la nueva ideología política imperante cuestionó el foro de unidad e integración y en abril de 2018, impulsados por las presiones de la derecha contra el gobierno de Venezuela, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú decidieron suspender su participación en el organismo.
Más tarde en 2019 gobierno de Lenín Moreno, en Ecuador, anunció su retiro del bloque y pidió le fuera devuelto el edificio sede de Unasur e informó que retiraría la estatua en honor al expresidente argentino Néstor Kirchner.
En marzo pasado Uruguay anunció su retirada y hasta la fecha, Guyana, Surinam, Bolivia y Venezuela son parte del organismo.