Los retos de la Cuarta Transformación

Por Daniel Cortés Escamilla

Los retos de la 4ª Transformación siguen constituyendo grandes desafíos que requieren de la unificación de criterios, voluntades, y sobre todo, de unificar la forma de concebir el proceso de transformación de nuestro país para alejarse de las posiciones neoliberales que dominaron durante 36 años en México.

El esquema y la lógica neoliberal que prevalecieron durante 6 sexenios, constituyeron el peor de los ejercicios en todos los rubros del quehacer político solo comparables a los periodos de Antonio López de Santa Ana y de Porfirio Díaz; sin embargo, los retos del gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador son mayúsculos, y requieren del concurso de todos quienes forman parte del proceso de la 4ª Transformación.

Uno de los aspectos principales es el relativo a los servicios de salud, pues es claro que en ese sector sigue habiendo resistencias de los mandos medios hacia abajo, quienes se sintieron desplazados en el reparto de migajas que generaba la corrupción; pero, además, es uno de los aspectos más sentidos por la población de escasos recursos que no pueden pagar servicios médicos particulares.

El recién creado INSABI, que sustituye al Seguro Popular, requiere de marcación especial por parte de las autoridades del Sector Salud, no solo para dar seguimiento al programa sino para aplicar su estricto cumplimiento, pues a pesar de que el presidente ha dicho en reiteradas ocasiones que todas las clínicas del Sector como el IMSS, ISSSTE, Hospitales Generales, y Centros de Salud están obligados a proporcionar la atención médica y otorgar el medicamento gratuito, en muchos casos no se quiere atender esa disposición, además de que la gran mayoría del personal de dichas instituciones tratan de manera grosera, prepotente y altanera a los derechohabientes, con mayor razón a los que no lo son.

Otro aspecto es el Programa “La Escuela es Nuestra” mediante el cual se asignan recursos a las escuelas de manera directa; sin embargo, se necesita agilizar y determinar con mayor precisión la parte operativa, puesto que a los miembros de los Comités de las escuelas se les hace dar muchas vueltas para resolver asuntos de carácter administrativo sin que se resuelva absolutamente nada y, peor aún, con indicaciones que llegan al absurdo de querer exigir documentos en fines de semana y de un día para otro, lo cual resulta por demás una insensatez que genera desgaste innecesario e inconformidad entre los involucrados.

Un aspecto más es el relacionado con la educación, pues la corrupción que prevalece en los estados gobernados por el PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano —aunque no exclusivamente, porque también existen grandes y graves problemas en las entidades gobernadas por Morena que fueron heredados por las anteriores administraciones— ya que impide el desarrollo normal de las actividades educativas, tal es el caso del estado de Hidalgo, en el que las injusticias en contra de los maestros prevalecen. Existen cientos o miles de docentes que laboran por contrato o cubriendo interinatos, y a pesar de los años en que se han desempeñado en su función no han logrado su basificación, por lo que se encuentran laborando en condiciones precarias.

Estos son solo algunos de los temas que requieren de especial atención por parte del gobierno federal que encabeza AMLO, y que a la vez constituye el talón de Aquiles de la 4ª Transformación, además de la corrupción imperante en prácticamente todas las instancias de los tres órdenes de gobierno, lo que hace vulnerable al actual gobierno, por lo que deberán prestar especial atención, si se quiere en verdad recuperar el papel fundamental del Estado con relación a la educación y la salud como un derecho y no como un privilegio, tal como lo concibieron los neoliberales que gobernaron durante los pasados 36 años.