Mueren desplazados por frío y hambre en Chiapas

México, 11 dic (PL) Cuatro niños y dos adultos desplazados de sus comunidades por grupos paramilitares murieron en los últimos días en parajes de Chalchijuitán, Chiapas, denunció el presidente municipal Martín Gómez.

Según el alcalde, más de mil personas permanecen ocultas en el monte, pernoctando en cuevas o bajo los árboles fuera de sus localidades, por temor a las amenazas de muerte de grupos armados —dijo— por la presidenta municipal de Chenalhó, Rosa Pérez.

Uno de los pequeños fallecidos tenía tres días de nacido. Su madre lo parió a la intemperie. Los otros eran menores de cuatro años. También han muerto dos adultos los últimos días.

En esa zona montañosa las temperaturas bajan a cerca de cero grados durante la noche y al amanecer, denunció el diario La Jornada.

La semana pasada el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas y el presbítero de Simojovel, Marcelo Pérez, denunciaron que a raíz del asesinato de un tzotzil de Chalchihuitán, Samuel Pérez, el 18 de octubre, miles de personas huyeron de sus casas. Hasta hace pocos días sumaban ya cerca de cinco mil personas desplazadas.

Seguimos secuestrados en nuestras comunidades. En estos momentos desde Panajó y Nichcacanam se escuchan disparos de alto calibre, aseguró el alcalde de Chalchihuitán, cuyo municipio y el de Chenalhó mantienen una vieja disputa territorial.