EEUU, México y Canadá abogan por fortalecer relación económica

Washington, 18 nov (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, coincidieron hoy en la necesidad de fortalecer la relación económica.

Al iniciar la novena Cumbre

de Líderes de América del Norte que tiene lugar en la Casa Blanca, los gobernantes intentaron proyectar la imagen de un frente unido en medio de disputas comerciales, acusaciones de proteccionismo estadounidense y preocupaciones por la migración.

Podemos enfrentar todos los desafíos si nos tomamos el tiempo para hablar entre nosotros, afirmó Biden en sus palabras de apertura de la reunión, primera cita entre las tres naciones vecinas desde 2016.

En el primer momento del encuentro, al que tuvo acceso la prensa, el ocupante del Despacho Oval se refirió a la importancia de la cita para manejar la recuperación económica, la pandemia de Covid-19 y los retos de migración.

El primer ministro canadiense coincidió en que la prioridad es terminar con la crisis sanitaria para incentivar el crecimiento, fortalecer la cadena de suministros e integrar la economía para favorecer el empleo.

Igualmente, el presidente mexicano se refirió a la ratificación del tratado entre las tres naciones en 2020 como una decisión acertada y aseguró que la integración económica con respeto a la soberanía es el mejor instrumento para hacer frente a la competencia proveniente de otras regiones del mundo.

López Obrador apuntó que mientras México, Canadá y Estados Unidos representan apenas el 13 por ciento del mercado global, China domina el 14,4 por ciento y, si se mantiene la tendencia actual, el gigante asiático podría llegar a dominar el 42 por ciento.

De apostar por resolver esa disparidad con el uso de la fuerza, nos pondríamos todos en peligro, alertó el dignatario mexicano, quien también sugirió el fortalecimiento económico trilateral para hacer frente a esa situación.

Respecto al tema migratorio agradeció a Biden por ser en su opinión el presidente estadounidense que más interés ha mostrado por resolver de fondo esa problemática y alabó la voluntad del jefe de la Casa Blanca de regularizar el estatus de más de 11 millones de indocumentados.

El regreso de estas cumbres, después de una pausa de cinco años durante la administración del expresidente Donald Trump, indica un mayor interés entre los líderes norteamericanos por mostrar un sentido de solidaridad estratégica y económica en medio de un aumento en la competencia de Asia y Europa, comentó el diario The New York Times.