Ante confianza internacional en la 4T, México es reelegido para la presidencia pro témpore de Celac

  • El representante de México ante las Naciones Unidas invitó a contar con México como un aliado en el Consejo de Seguridad.                                                                                   

México mantendrá la presidencia pro tempore (PPT) de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para el año 2021 luego de haber sido reelegido de manera unánime. El nombramiento servirá como oportunidad  para dar continuidad a los proyectos contenidos en el plan de trabajo vigente y además elaborar una nueva ruta para el próximo año.

Durante la XX Reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, con cancilleres y vicecancilleres de la comunidad regional y en el marco del 75° Período de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), México fue reconocido por su desempeño mostrado en los que va del año, así como por la promoción realizada para que la región cuente con mejores herramientas para enfrentar la pandemia de COVID-19.

“La Celac no sólo tiene sentido político, tiene sentido práctico, inmediato y urgente. Frente a esta pandemia de Covid-19 ha quedado claro eso. El intenso trabajo que como comunidad latinoamericana y caribeña hemos hecho frente a la pandemia”, indicó el canciller Marcelo Ebrard 

El funcionario mexicano agradeció a la comunidad regional, su voluntad para llevar a cabo los distintos eventos en el marco de la presidencia mexicana, y destacó la cooperación espacial, los encuentros de rectores y la estrategia contra la pandemia sanitaria.

Al respecto el representante permanente de México ante las Naciones Unidas, el embajador Juan Ramón de la Fuente, invitó a contar con México como un aliado en el Consejo de Seguridad para el próximo año.

En el evento se presentaron los avances registrados durante la presidencia mexicana, la cual siguió el plan de trabajo presentado en enero de 2020. 

En tanto los cancilleres aprobaron la “Declaración Especial sobre la Cuestión de las Islas Malvinas”, llamando a que se reanuden las negociaciones y por esa vía se alcance una solución pacífica y definitiva.