«Se acabó la fiesta»; la señal: Unidad de Inteligencia Financiera

-Unidad de Inteligencia Financiera instrumento contra la corrupción. Santiago Nieto detalló que trata de personas, cárteles y outsourcing están bajo lupa

-Unidad de Inteligencia Financiera contra la corrupción

Regeneración, 4 de marzo del 2020. Unidad de Inteligencia Financiera en voz de Santiago Nieto, lanzó un mensaje contundente ante los actos de corrupción en México: «Se acabó la fiesta, la señal»- dijo.

Tal como se comprometió el presidente AMLO, este miércoles compareció ante la prensa el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto.

Al establecer el marco de acción de dicha Unidad de Inteligencia, el funcionario señaló que se trata de un instrumento en contra de la corrupción.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera presentó un informe de 7 puntos iniciales y luego se procedió a las preguntas y respuestas.

Así dicha Unidad de inteligencia detalló sobre casos de corrupción que se investigan.

Outsourcing: «Para nosotros es importante detener estas prácticas; hay 7 denuncias que se suman a las 35 por empresas fachas y 15 por facturación simulada».

«La fiesta se acabó, y estos grupos que vendieron facturas deben acercarse a las instituciones para regularizar su situación «.

Entre ellos, se congelaron cuentas por 6 millones de dólares a una banda que operaba en varios estados de México

Santiago Nieto Castillo, dijo, por ejemplo, que durante investigaciones detectaron red de trata de adolescentes.

Misma que operaba en Guadalajara y CDMX que seducía a adolescentes y les obligaba a tener 30 relaciones sexuales al día.

Dicha Unidad de Inteligencia Financiera detectó que un servidor público envío 39 millones de pesos a Israel.

Además, tiene más de 119 inmuebles y tiene una serie de viajes injustificados, así como una tarjeta de crédito con 37 millones de pesos.

Otro caso, relacionado con la Unidad de Inteligencia, es que identificó una empresa inmobiliaria que realizó operaciones internacionales por más de 500 millones de dólares.

Destacó dicha Unidad de Inteligencia, de una red de trata de personas que operaba principalmente en Ciudad de México.

En ese caso se giraron 5 órdenes de aprehensión y se bloquearon cuentas por 52 millones de pesos.