“El Dragoncito” vasija Plumbate localizada en Tula, Hidalgo y Bahía de Banderas, Nayarit

Carlos Hernández Reyes

Investigador del Centro INAH-Hidalgo

La cerámica Plumbate es una cerámica vidriada que se produjo en los talleres del Soconusco región situada entre las costas de Chiapas y Guatemala. Es de aspecto vidriado y de coloración que va desde la rojiza hasta la café. Cronológicamente corresponde al Postclásico Temprano y se puede fechar entre 1000 d.C. tuvo una amplia distribución en Mesoamérica y es de las cerámicas toltecas de comercio.

Ha sido localizada desde Nayarit al norte, hasta Panamá al sur ya que fue una cerámica preferida por las elites gobernantes mesoamericanas quienes la utilizaban como recipiente de lujo para beber chocolate y también como ofrenda para sus muertos.

De los talleres del Soconusco se distribuyeron a diferentes ciudades y durante las exploraciones para construir el museo Jorge R. Acosta durante el proyecto Tula que dirigió el profesor Rafael Abascal, el arqueólogo Enrique Fernández, localizo una interesante vasija zoomorfa de una especie de lagarto a la que se ha dado el nombre de “dragoncito”. Se trata de una olla zoomorfa de cuerpo globular aplanado con un acinturamiento al centro del cuerpo y un cuello cilíndrico ligeramente cóncavo con borde liso al que se le aplicó en la parte superior del cuerpo una cabeza de reptil con las fauces abiertas mostrando los dientes, la cabeza presenta una serie de excrecencias redondeadas que pueden representar la piel del reptil.

Fue encontrada rota por lo que fue pegada observándose en el cuerpo representadas por incisiones las patas delanteras y las traseras con las filosas garras representadas. Se le nota una perforación intencional por lo que esta “matada” es decir tienen una rotura para que pueda por ahí escapar “el alma” de la vasija. Esta pieza se encuentra en exhibición en el museo Jorge R. Acosta de Tula.

En las costas de Punta Mita, Bahía de Banderas Nayarit el arqueólogo José Carlos Beltrán Medina localizó una vasija completamente igual, con solo unas desportilladuras en el cuello y de un color un poco más oscuro. Probablemente las dos proceden del mismo taller alfarero. Estas dos vasijas nos están mostrando la estrecha comunicación entre Tula, Hidalgo y Bahía de Banderas, Nayarit de donde probablemente procedían las conchas Spondylus con las que fue hecha la llamada coraza de Tula. Según el arqueólogo Juan Carlos Beltrán Medica estas conchas rojas eran extraídas por buzos en las cálidas aguas de las costas del Océano Pacifico mexicano en donde han aparecido asentamientos arqueológicos con materiales toltecas.

Este hallazgo de dos piezas plumbate idénticas en la que las mismas formas se han localizado en diferentes zonas arqueológicas nos informa de manera concreta de dos lugares donde fue distribuida y de las probables relaciones comerciales que hubo entre ellas. 

 

Vasija zoomorfa Plumbate localizada al excavar los cimientos del museo Jorge R. Acosta.

Vasija Plumbate localizada en las costas de Punta Mita, Bahía de Banderas, Nayarit.