Manuel Hernández Badillo asume gobierno municipal de Tula

Tula de Allende, Hgo. El auditorio del nacionalismo fue el lugar elegido para realizar la ceremonia de toma de protesta de Manuel Hernández Badillo como presidente municipal constitucional de Tula de Allende;

el lugar contó con las medidas sanitarias pertinentes por la pandemia.

El evento contó con la asistencia del gobernador del Estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses; asistieron también el presidente del congreso local, Azael Hernández Cerón; el líder nacional del PRD, Jesús Ortega, y la diputada federal por el PAN, Gloria Romero, entre otros invitados especiales.

En la ceremonia solemne, Hernández Badillo rindió la protesta de ley, para luego tomar la protesta a los demás integrantes del Ayuntamiento. En su mensaje, mencionó que ya antes hizo tres intentos por ganar la presidencia municipal, y que fue hasta este cuarto intento que por fin lo logró.

Agradeció al gobernador por acompañarlo en esta ceremonia; agradeció también a su familia, a los representantes de la comunidad de Bomintzhá, de la cual es originario. Asimismo, agradeció a los comerciantes, dueños de bares y discotecas, que priorizan la salud de sus clientes; lamentó la pérdida de familiares y amigos por la pandemia que afecta a todos; recordó entre éstos a Lalo Cardoza y a Norberto Ángeles.

Comentó Hernández Badillo que por eso ahora se debe ser más responsables, para que en cada acto de gobierno se tomen todas las medidas necesarias para evitar los contagios.

Dijo el alcalde que los ciudadanos tulenses tienen grandes expectativas por su gobierno que hoy inicia; tienen interés en conocer qué personas van a ocupar las direcciones de las diversas áreas de la administración municipal, y que él responde que serán ocupadas por tulenses que tengan el perfil y la trayectoria adecuada, y sobre todo, que tengan amor y compromiso por esta tierra.

Aseguró que se disminuirán los gastos de operación, y la mayor parte de los recursos se aplicarán a obras, para que generen empleos; dijo que se deben optimizar los recursos, y se mantiene firme en su propósito de construir por lo menos una obra pública al año en cada comunidad.

Dijo el alcalde Hernández Badillo que Tula vive grandes necesidades en servicios como agua potable, drenaje, panteones; comentó que todo el recurso económico, de 350 millones al año, se debe manejar con transparencia, para que la gente vea resultados y vuelva a confiar en el gobierno.

Informó que su gobierno va a impulsar un nuevo esquema de recaudación, que consiste en que lo que se recaude en cada comunidad se quede allí mismo para atender las demandas prioritarias, y que se atiendan pronto. Convocó a todos a trabajar por un Tula mejor, y en el mismo tenor, el gobernador, dijo que ya se terminó la contienda electoral, y que es el momento de sumar esfuerzos por el bien de Tula.

Aseguró que trabajará de la mano con el presidente municipal de Tula; hizo hincapié en que el Estado de Hidalgo es el mejor evaluado en el rubro de la salud, así como en inversión para la salud, pues se construyó un hospital inflable en poco tiempo, y se está invirtiendo en tecnología para la salud, y que aún con la pandemia del coronavirus, se atrajo inversión por 2 mil millones de pesos.