Detalle del vaso cilíndrico Teotihuacano decorado con el dios de la lluvia.

Durante las exploraciones del Proyecto Tizayuca-2006, implementado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)

y una  compañía constructora de casas, con motivo de la construcción  de  unidades  habitacionales  en los  ranchos  El Chato,  Don  Antonio, Las Golondrinas y Haciendas de Tizayuca que llevó a cabo el  arqueólogo Juan Carlos Equihua Manrique y sus colaboradores, fueron descubiertos objetos teotihuacanos que corresponden al periodo  Xolalpan del Horizonte Clásico de 450 a 650 años d.C. que fue cuando la cultura teotihuacana alcanzó su máximo desarrollo, extensión y poder, llegando a conquistar Tikal, una de las ciudades más grandes de los mayas, y Kaminaljuyú, situada en las inmediaciones de Guatemala. En estas ciudades mayas los teotihuacanos establecieron colonias y fundaron dinastías.

La cerámica teotihuacana –es la más numerosa que se ha descubierto en Tizayuca- y nos permite suponer que este asentamiento haya sido una importante ciudad teotihuacana. Son notables dos vasos cilíndricos pintados al fresco con representaciones del dios  mariposa  relacionado  con los  guerreros, del que  se  observa el rostro de  perfil  con  un  tocado  aparentemente de  ave y  mariposa  del que destacan  los  grandes  ojos  concéntricos y una ceja en la parte  superior. Entre  el pico  y la ceja se curvan hacia  arriba  las  antenas.  El dios   ostenta nariguera de jade y tiene representada la vírgula de la palabra. Para  ser  un  poco más comprensible esta descripción  presentamos  otro  vaso teotihuacano de Tizayuca en que con otra técnica  se  representa  al dios  mariposa. En el  otro  vaso  está  representado   Tláloc  el  dios  de la lluvia, deidad principal de los teotihuacanos del  que se  observan   los  aros   que  les  rodean  los  ojos.  Es de notar  que este  vaso se les rompió  en la época  prehispánica y se restauró   haciéndole  perforaciones  a los  lados  de  la  rotura,  para   volverlo a  unir con hilo.  Esto  nos  indica  la   gran estima   en que estos  vasos  eran  tenidos  por los  teotihuacanos.

Los vasos cilíndricos pintados al fresco son verdaderos  murales en miniatura. Los ceramistas modelaban los vasos cilíndricos, que después de su cocimiento recubrían de  una fina capa de estuco  ̶ que es una mezcla de cal apagada, arena fina  y agua de  cal ̶   los que posteriormente eran  decorados por hábiles  pintores con  escenas de  contenido  religioso y simbólico. Debido a la extrema  delgadez  y  fragilidad  de  la capa de  estuco, así como de la  precariedad de  su  adhesión a las  paredes  del  vaso, su conservación ha sido muy difícil y su hallazgo es excepcional. Estos vasos se pintaron en colores rosa pálido, verde jade, amarillo, blanco y como fondo usaron el rojo; los contornos de los  diseños eran delimitados con líneas negras. Ante estas vasijas polícromas que debido a la fragilidad  de su decoración la han  perdido parcialmente, parafraseamos las palabras  del notable historiador de arte Ernest H. Gombrich  decimos que “en  lugar  de lamentarnos  por  lo que se  ha  perdido,  disfrutemos  lo que se  ha conservado”.

Las  piezas de Tizayuca fueron localizadas en ofrendas  funerarias  lo que  permitió que se conservaran hasta nuestros días, prácticamente completas, aunque hubo necesidad de que algunas de ellas fueran  restauradas  en  los  talleres  de  la   Dirección de   Restauración  Paul Coremans  del INAH.

El área inmediata a Teotihuacán -su área metropolitana- comprende  el  valle de  México,  el valle de  Puebla y la Teotlalpan  donde  se encuentra Tizayuca. Estas regiones formaban parte directa del imperio teotihuacano.

Ya el arqueólogo César Lizardi Ramos había dicho que de acuerdo con los recorridos  llevados  a cabo  por  iniciativa  del  doctor Julio Ortega, Isaac  Piña  Pérez, a veces acompañados  por  los  historiadores  Manuel  Arellano Zavaleta  y Jorge  Olvera llegaron a la conclusión de  “que  la  tierra  meridional  del  Estado de Hidalgo formó  parte  de … el imperio teotihuacano”.