Tapa de un tepetlacalli tolteca. Primera de dos partes.

Carlos  Hernández Reyes

Investigador del  Centro INAH-Hidalgo

En  zonas  arqueológicas  del  Estado de  Hidalgo   se  han  localizado  cajas de piedra de ofrenda o tepetlacallis. Corresponden a  diferentes  culturas, la más antigua  hasta  ahora  encontrada, es  teotihuacana  y  fue descubierta en la zona arqueológica de Xihuingo en Tepeapulco.

Corresponde a la  fase  Xolalpan Tardío de 550  a 650 d.C.  Las  más recientes son  aztecas y corresponden al Horizonte Postclásico Tardío de 1300 a  1500 d.C., aparecieron en el  cerro del  Chiquihuite  del  Potrero  de  Nextongo,  municipio de  Atotonilco de Tula en un  rescate  arqueológico  dirigido por los  arqueólogos  Luis  Manuel  Gamboa  y  Juan   Manuel  Toxtle.  Pero  como pieza del mes  presentamos  en  esta  ocasión  la  tapa  de  un  tepetlacalli   tolteca que fue entregada, por el  licenciado Ricardo Baptista entonces   presidente  municipal de  Tula, para  su  exhibición  a la  Sala  Histórica  Quetzalcóatl, que  es  un  museo  municipal que se  encuentra  en el  centro  de la ciudad.   Procede  de  El Cielito, que  es  un sector de  la zona  arqueológica de  Tula.

Tiene representada  la imagen de Tlahuizcalpantecuhtli,  semejante   a  las que aparecen  en  los  tableros  del  Edificio  B de  Tula  o  Pirámide  de los  Atlantes.   Mide  69 cm. de  largo  por  45  cm. de  ancho y 11 cm de  espesor.  Presenta  en  los  cuatro lados un marco  superior  u  orilla  de  1.5   cm   y  un   borde  interior  de  4  cm;  no  tiene  muesca para  que se  ajuste  con el  borde  de la caja,  como  en  la mayoría de las  tapas de este  tipo.  La caja  no se   recuperó.

En la parte central tiene representado en  bajorrelieve y con incisiones  un  personaje, como  arriba  dijimos, semejante  al que  aparece  en los  tableros  de la Pirámide  de los  Atlantes de  Tula.  Este  personaje  ha sido  identificado  como  Tlahuizcalpantecuhtli  “El  Señor  de  la Casa  de la  Aurora”,  que  es   otra  advocación de  Quetzalcóatl como planeta  Venus   o  Lucero  de la  Tarde.

El personaje  aparece  de  frente  en  posición  sedente,  y  con los  brazos  al frente.  Su  rostro  emerge  de las  fauces de  un  jaguar  y  ostenta orejeras  discoidales con una  cuenta tubular  pendiente,  tiene  nariguera  tubular  y lengua bífida,  lleva  un penacho  doble de  plumas  que se  bifurcan  a  los lados. Viste una pechera  semicircular  debajo de la cual  tiene  los  brazos  curvados al frente y las piernas también al frente colocadas en forma  semicircular.