Omichicahuaztli azteca con la representación de mixcóatl localizado en tula

Carlos Hernández Reyes/Investigador del Centro INAH-Hidalgo

La Sala Histórica Quetzalcóatl de Tula es un museo municipal creado a iniciativa del señor Refugio Sobrevilla Saldaña con la colaboración del Dr. Melchor Olguín y el apoyo del entonces Presidente Municipal Lic. Ricardo Baptista González.

También  apoyaron la  idea los  señores  Lino Ramírez Segovia   y  Cariaco  Montiel.  Se encuentra instalada en un edificio del  centro de la cuidad, y ahí se exhiben objetos arqueológicos, fósiles de plantas y animales, así como  maquetas artesanales de viejas casas y comercios de Tula y también documentos históricos, revistas y algunas fotografías antiguas. Debo sin embargo advertir, según  me han  informado, que el sentido original de este  museo  se ha desvirtuado y los  objetos  históricos  han sido retirados, las  cedulas  se  han  perdido  y ahora es  una  sala  de exposiciones de  pintura.

La Sala  Histórica ha recibido de  lo vecinos de  Tula  donaciones de  objetos  arqueológicos de gran interés, entre los que destaca un omichicahuaztli con la representación del dios Mixcóatl “Serpiente  de nubes”, que fue donado por el señor Rodolfo Pérez Canales, quien lo adquirió de una persona que dijo haberlo encontrado en las  excavaciones  para las obras del  ferrocarril  México- Querétaro  vía rápida, en 1980.

El omichicahuaztli, es un instrumentó musical semejante  a un güiro.  Según Hermann Beyer,  el nombre se deriva de omitl,  “hueso” y chicahuasztli “sonaja”, era un artefacto de hueso  que  tenia  muescas  en  un lado y que  se sujetaba con  la mano izquierda mientras  que con la otra se frotaba con una concha u homóplato de venado haciéndolo “resonar muy triste”. Este  raspador musical  era utilizado en las ceremonias  mortuorias dedicadas a honrar a los  guerreros muertos  en combate  o en la piedra de los sacrificios, Mixcóatl es   un dios  relacionado con los  guerreros  muertos.  Está  hecho  con  un fémur humano en  el que aparece representado con incisiones el dios azteca  mencionado y en la epífisis del  fémur está una  cabeza  de  jaguar  con el  numeral  uno en forma de disco. Mide 14.5 cm de largo, 2.2 cm de diámetro menor,  3  cm  de  diámetro  mayor (el corte es oval). El hueso mide 6  mm  de grosor. Tiene  un diámetro de  5  cm y está  roto a la altura de la primera muesca. La parte  inferior  del instrumento musical   no se  conservó. El  personaje mide 8.4  cms de  altura. El  cuadro que enmarca al jaguar  mide   2.5  cm por  lado. Según el  Dr.  Américo  de la Cruz  -quien  le sacó una radiografía en  el hospital  de  PEMEX  de Tula- se  trata del  fémur  derecho de un  individuo masculino de entre 25 y 30 años  de  edad.    

En  la  epífisis del fémur,  como arriba dijimos,  se  encuentra la  cabeza  del  felino representada  en posición normal, no así la figura  humana  que  se  encuentra “de  cabeza”. Con esta salvedad  describiremos  la  figura como si  estuviera en posición normal. Haciendo  la  observación de que Mixcóatl era uno  de los tzitzimime,  planetas  o monstruos  que caerían del  cielo en telas de araña para devorar  a los  hombres  cuando el sol no  volviera a salir dando  fin al quinto sol  que es la época en que vivimos. Sol, según  los aztecas, que fue creado en Teotihuacán y que será  destruido al final del un siglo de 52 años y que para evitarlo se llevaba a cabo la  ceremonia  del Fuego Nuevo  en el Cerro de la  Estrella en  Iztapalapa, DF, en  Mixquiahuala,  Hidalgo  y  también se  celebraba entre  los  toltecas  de  Tula y  Chichén Itzá, Yucatán.

El  dios aparece  de pie con la pierna  izquierda  hacia el  frente y la  derecha flexionada en  actitud de caminar; el  brazo  derecho se encuentra hacia  abajo y  sostiene  con las  manos  abiertas una  bandera rectangular.  Con  el brazo izquierdo  extendido, a la altura de la cara, sostiene  otra   bandera  de la  que sólo  se  observa  el asta,  puesto  que  en  esta   parte  el  hueso  esta  roto  a  la  altura  de  la   primera  muesca. Tiene  la  cara   hacia  arriba, quedando  la imagen colocada en forma  vertical.  Su  ojo  es oval  y  tiene representada  la pupila.  La  nariz  es  recta y lleva una nariguera de  extremos  trapezoidales; abajo se observa la  boca   con los  dientes  representados. La oreja  del personaje  esta  diseñada   con una línea  en espiral  y no es  posible distinguir su orejera.  Sobre  la  frente se le nota la  cabellera   y sobre  ella  ostenta  una  franja lisa  redondeada al frente y que  en la parte   posterior   termina  en su extremo inferior en un moño circular con dos  extremos  trapezoidales.  Sobre  esta franja   se  encuentra  una  tercera   formada  por 6  borlas  de  plumón   decoradas  con  líneas  verticales incisas.  Al centro de esta franja  externa,  quedando  tres borlas a cada  lado, se  encuentra  una  borla mas grande de  plumón, de la que  se proyectan  hacia  atrás   dos  largas  plumas. La  borla  o plumón  mayor con las plumas  que se  proyectan hacia atrás son el Cuauhpilolli, “colgajo de plumas  de  águila” que es un elemento característico de Mixcóatl: “Serpiente de Nubes”, dios  azteca de  la caza, deidad chichimeca de las  estepas  del norte y de la Vía Láctea, fue  padre  de Quetzalcóatl y  a  su  muerte  fue  deificado. Esta  borla es  tan característica  de  Mixcóatl que por si sola sirve para indicar  su nombre  y  nos permite  identificarlo.

Abajo del cuauhpillolli aparece el asta de la  bandera  rectangular que  el personaje  sostiene  con el  brazo  derecho y la mano abierta. La  barbilla  y parte del cuello  del  personaje  está  borrado, presumiblemente por el uso al que estuvo sometido el omichicahuaztli  en las  ceremonias en que  fue utilizado. La mano tiene  representados  muy  rectos  los  dedos, incluso  con sus uñas, aunque el dedo pulgar es muy grueso. La mano derecha está abierta, y la  izquierda está  cerrada   y de  ella  se ve el  cabo del   asta  de la  bandera, pues  la parte  superior  esta  rota.

Lleva un gran  pectoral  en  forma de  pico de  ave que  pudiera  ser  un quecholli  que  es  una   ave  acuática de pluma rica, que tiene un característico pico de forma de espátula. En algunas  ocasiones este  elemento, según Hermann Beyer, indica la palabra quecholli; que era el  nombre  del mes en que se  celebraba  una fiesta  dedicada a esta  deidad.

En la epífisis del  fémur aparece  representada  la  cabeza de un  jaguar con el numeral  uno en la frente; está enmarcado  en un rectángulo doble y en las esquinas aparecen diagonalmente    franjas redondeadas.  Según me  comentó el arqueólogo Jesús Mora esta fecha  está relacionada   con la fiesta  de  Mixcóatl. El fémur tiene una perforación en una saliente, para colocarle un hilo y  colgarlo  de  la  muñeca  del   músico.

Si  observamos con cuidado al  personaje,   vemos  que  con la mano  izquierda cerrada  sostiene  el   asta  de  una  bandera; en  tanto que la mano derecha   la tiene   abierta  y  no  sostiene   a la  bandera por  lo que podemos  interpretar  que  Mixcóatl esta  moviendo la bandera  pasándola  de   una  mano  a  otra  dando a  esta  figura  una  gran idea  de  movimiento.

Hermann  Beyer  dice  que  los  omichicahuaztli  fueron  usados en  las  ceremonias fúnebres de  los  guerreros, basándose en una representación  que  aparece en el  Códice de Viena , donde  este  raspador  de  hueso esta siendo usado  tocándolo  con  un homóplato de  venado   y apoyándose   sobre  un cráneo  que  sirve  como caja de  resonancia.  Además   nos informa  que Karl Lhumholz en El México  Desconocido dice;  que  este instrumento musical  todavía  se usa  entre  los  huicholes.

De acuerdo  con Robert  H. Cobean  Tula en la Fase  Fuego  de  1300  a  1500 dc   fue ocupada   por  los  aztecas,  cuyas  evidencias  materiales han aparecido  en  las  capas  mas  superficiales  de la ocupación prehispánica en este  lugar y que  consisten en algunos restos  arquitectónicos, cerámica azteca  III y deidades  aztecas. También  de  esta  temporalidad  son  los petrograbados  del  cerro de la malinche y este omichicahuaztli es un  elemento  correspondiente  a la  ocupación azteca de   Tula.