Músico tolteca tocando una trompeta de caracol. Segunda de dos partes

Las trompetas de caracol  fueron  un  instrumento  musical que estuvo en uso por los pueblos  prehispánicos de  América y fueron elaboradas  en las conchas  llamadas  gasterópodas que son cónicas  es decir  caracoles. Los caracoles son de una  sola pieza  y tienen  forma cónico-espiral  y para  hacerla trompeta se les  suprimió  por  desgaste  el  ápex  o extremo  para  formar  la  boquilla.

Se  utilizaban   soplando  por  el  orificio  producido  al  eliminar  el  ápex  y  el  aire  pasaba  por  la  columela   y  salía  por  la  abertura  que hay entre  el  cuerpo  de la concha y  el  labio  del caracol produciendo  un sonido   que  podía  modificarse  cambiando  la  intensidad  del  aire  expirado   o  tapando  parte  de la  abertura  o del  orificio.  En el  labio  exterior o labro  del caracol se le  hacían dos perforaciones  para  poder  pasar  por ellas  un hilo  y  colgarse  sobre el  pecho  cuando  no se  utilizaba.

Algunas trompetas de caracol se encuentran magníficamente  decoradas  con  pinturas al fresco  o  figuras  esgrafiadas y existen  numerosos ejemplos  encontrados  en excavaciones  arqueológicas. También  en los  códices  aparecen  personajes   tocando  caracoles.   Este instrumento musical  también se  utilizó en el Perú  y en  la región andina, presentamos  la  ilustración   de  un caracol   estilo chavín  decorado  con  un  gravado  representando a un  personaje  tocando  un caracol.

Aunque en Mesoamérica  las  conchas  fueron  usadas por las  diferentes culturas fue  entre  los  huastecos  donde el trabajo en la concha tuvo  un desarrollo notable. Los huastecos  fueron  verdaderos  artistas  en el trabajo de la concha. Son  muy  conocidos los pectorales  tipo “calzador” decorados  con deidades  prehispánicas. Entre los toltecas  son notables los  pectorales  ovales  u  oyohualis decorados  con guerreros  toltecas o deidades de su  religión  como el  encontrado  en  Xico,  estado de México.

La lapida  localizada  en la Zapata 2 en la que  aparece  el personaje  tocando  una  trompeta de caracol  corresponde   a la  fase  final  de la  cultura  tolteca (1150 a 1200 d.C.) ya que  en la Zapata 2  los  monumentos descubiertos fueron  construidos reutilizando  las  lápidas   desmanteladas  de  la  pirámide  de  los  atlantes.