Vasija policroma huasteca tipo códice

Carlos  Hernández Reyes Investigador  del Centro INAH-Hidalgo. Durante  el  registro  de  piezas arqueológicas que  llevamos a  cabo,  a  solicitud  del  Prof. Alberto  Avilés  Cortes,  identificamos  una  vasija   huasteca  de  base  cóncava,

  cuerpo  globular,  vertedera  y asa puente, de las comúnmente llamadas “teteras”. Cuya  singularidad  radica  en que está decorada  con elementos  iconográficos  que  consisten  en  un diseño  circular rodeado parcialmente de una forma  estrellada  del que se  proyecta  la garra de  un  felino: las manchas en  la piel indican que probablemente sea un  jaguar. Este  elemento  está  rodeado  de pequeñas  circunferencias  blancas.  En el  cuello de la  vasija  aparecen una  serie  de  diseños que pudieran  representar  los  crótalos de  una  serpiente.

La vasija  esta  modelada  en  barro  de color   blanco  con poco  desgrasante, y   le  fue   aplicado  un  baño  de  color  crema,  sobre  el que  se  le  aplicaron  los  diseños  en  colores,  rojo obscuro, naranja,  crema y  negro.

 La  hemos  denominado  policroma  huasteca tipo códice y es  hasta  ahora la única pieza  huasteca  de  este  tipo que se conoce. Procede  de  la  sierra  Otomí-Tepehua,  que  según el   arqueólogo  Gustavo  Ramírez  Castilla  formaba  parte  de  la  frontera  noroeste   de la  huasteca  en el  siglo  XVI.